Pareja y SexualidadCETECO Centro de Psicología en Toledo


  • Pareja y Sexualidad

Normalmente cuando una pareja acude a la consulta suele ser como último recurso o intento de solución. Ello implica que traen a sus espaldas un recorrido cargado de frustraciones, daños, reproches interminables y, en definitiva, una perspectiva muy negativa y deformada acerca de la otra persona o de la pareja.

Ya de cara a la intervención, el objetivo será modificar la dinámica en que se relacionan. Serán ellos/as mismos/as los que se descubran y decidan si pueden seguir adelante juntos, poniendo siempre la responsabilidad cada uno en sus manos.

Hay parejas que aún queriéndose mucho encuentran grandes dificultades para llegar a acuerdos, tomar decisiones, mantener la ilusión o la pasión creándoles grandes problemas en el dia a dia.

A veces en la vida sexual de la pareja se localizan las mayores dificultades, bien como origen o bien como consecuencia de algo que no funciona. Es importante conseguir una vida sexual satisfactoria en la pareja como fuente de placer, intimidad, intercambio y conocimiento mutuo.

La terapia psicológica es una estupenda opción para crecer, intercambiar diferentes aspectos, comunicarnos sanamente y reencontrarnos de nuevo.

Problemas individuales relacionados con la Pareja:

  • Dificultades para iniciar o mantener una relación.
  • Historia de relaciones problemáticas que parecen repetirse.
  • Miedo al compromiso.
  • Miedo a la intimidad.
  • Dependencia emocional.
  • Disfunciones sexuales.
  • Dificultades para afrontar la ruptura o separación.
  • Afrontamiento del duelo por ruptura, separación o divorcio, fallecimiento del otro miembro de la pareja.

Problemas en la relación de pareja y en su sexualidad:

  • Derivados de la forma en que se relacionan:
    • No aceptación del otro.
    • Cambios en el proyecto común inicial creado por la pareja.
    • Crisis en la evolución de la pareja.
    • Problemas en la comunicación o ausencia de la misma.
    • Escasa intimidad: límites y barreras emocionales.
    • Desequilibrio de poder en la relación.
    • Falta de compromiso con la pareja.
    • Celos, dependencia y conductas posesivas.
    • Agresividad y violencia.
    • Insatisfacción sexual: Falta de deseo, disfunciones sexuales.
    • Conflictos por diferencias culturales.
    • Procesos de ruptura.

  • Influencia de otros elementos que rodean a la pareja:
    • Dificultades para afrontar la llegada de los hijos, su educación y su crecimiento.
    • Infidelidad.
    • Conflictos con las familias de origen.
    • Problemas derivados de una mala situación económica, pérdida de empleo, jubilación.
    • Afrontamiento de la enfermedad (dentro y fuera de la pareja).
    • Conflictos derivados de otros cambios y retos.
    • Dificultades de adaptación en las distintas etapas por las que atraviesa una pareja.

Compartir