AdultosCETECO Centro de Psicología en Toledo


  • Adultos

El sufrimiento y los conflictos emocionales forman parte de la naturaleza humana a lo largo de toda su historia. Los seres humanos sufrimos a lo largo de nuestra vida algún trastorno o problema estando implicados fundamentalmente las relaciones sociales, las relaciones de pareja, familiares, del trabajo y el ocio.
La terapia de adultos se estructura como un proceso de aprendizaje donde el psicólogo nos ayuda a conocernos mejor. Junto a él descubrimos cuales son los factores personales y ambientales que mantienen el problema que nos está desestabilizando emocionalmente, aumentando el conocimiento de qué nos ocurre y cómo funciona, así como cuales son las estrategias que favorecen nuestra adaptación personal y la reducción o eliminación del trastorno.
La experiencia de aprendizaje que hemos tenido a lo largo de nuestra vida (vivencias, traumas, carencias, sufrimientos) nos pueden marcar nuestra forma de interpretar las cosas cotidianas e impedir disfrutar de forma satisfactoria en las relaciones familiares, de pareja, laborales, etc...
Con la terapia aprendemos como afrontar y resolver los problemas partiendo de los potenciales que tenemos dentro y aceptar nuestras limitaciones, para ser lo más auténticos posible y aplicar las estrategias más eficaces para su resolución.

TRASTORNOS MAS FRECUENTES EN ADULTOS:

           
- Trastornos de personalidad. (Límite, histriónica, dependiente, obsesiva, esquizoide.)
            - Trastornos de ansiedad, miedos y fobias.
                   - Ansiedad generalizada.
                   - Ataques de pánico.
                   - Trastorno obsesivo-compulsivo. 
                   - Fobia social.
                   - Hipocondria. (Miedo a las enfermedades o a morir.)
                   - Miedo a conducir, volar...
          - Trastornos de la conducta alimentaria. (Anorexia, bulimia, trastorno por atracón, vigorexia...)
          - Adicciones. (Juego, sustancias, redes sociales, sexo, trabajo ...)
          - Problemas de relaciones interpersonales (pareja, familia...)
          - Trastornos psicosomáticos.
          - Dismorfia.
          - Estrés.           
          - Duelo (pérdidas de seres queridos, trabajo, facultades.) 
          - Dependencia emocional.
          - Dolor crónico.
          - Dificultad para controlar impulsos.
          - Acoso (pareja, ex-pareja, trabajo ...)
          - Violencia de género.

Compartir